Un cambio a peor

Se alteraría seriamente y de forma irreversible la calidad de vida de los vecinos y la flora y fauna del lugar. Se estiman 400.000 visitantes al año, con lo que ello implica en cuanto a tráfico y contaminación acústica y ambiental.