Denunciamos la especulación

Al igual que en otros casos similares, como el campo de golf de Chamberí, declarado ilegal por el Tribunal Supremo, la creación de nuevos campos de golf se ha convertido en un vehículo para la especulación y la corrupción.